Cómo presentar sin anestesiar a la audiencia

En algún momento en los últimos 20 años, los apoyos visuales durante una clase o una presentación se hicieron sinónimos de PowerPoint. Se acabó la creatividad y las aulas se convirtieron en salas de cine donde el alumno lee lo que está escrito en una diapositiva, y presta poca atención al ponente. No se puede generalizar, obviamente, pero es algo tan frecuente que pareciera la regla más que la excepción.

Ver algunas presentaciones en TED, con conferencistas tan creativos y entretenidos como Han Rosling, es refrescante.

Como médicos es parte de nuestro trabajo enseñar y comunicar. Lo hacemos desde estudiantes y residentes cuando exponemos casos clínicos hasta especialistas y subespecialistas cuando presentamos trabajos de investigación o conferencias magistrales. A final de cuentas, no hay una manera única o correcta de dar una clase o una conferencia. Todo depende del mensaje que se quiera enviar. Así que aquí les comparto algunos tips que he podido recabar en el tiempo. La primer parte es casi una copia del genial acto de Don McMillan (la copia es el mejor elogio). El resto comprende algunos tips para presentar, en especial para personal de la salud, y al final vienen algunas herramientas más allá de PowerPoint.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

2 respuestas en “Cómo presentar sin anestesiar a la audiencia

  1. Juan Pedro Sanchez C

    Muy buena tu presentación de cómo hacer presentaciones. Igual que otras que te he visto “in vivo”. Felicidades Giordano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*