Archivado con la Etiqueta: Guías clínicas

Colecho: fanatismo, debate, guías y recomendaciones

Es curioso cómo un tema cotidiano puede causar una gran controversia. Y aún más curioso es que, dependiendo de las creencias o conocimientos previos de una persona, se puede poner en duda el método científico. Esto es lo que ha pasado en los últimos días con un grupo de pediatras de diferentes partes de México. Ha habido un apasionado debate sobre cuál debe ser la recomendación acerca del colecho. Se han lanzado términos como “medicina basada en evidencias”, “medicina basada en anécdotas”, “medicina basada en publicaciones”… Ha estado tan candente que sólo le han faltado las palabras altisonantes de los fanáticos del futbol.

En una esquina tenemos a los pro-colecho, abogando el gran beneficio que puede aportar para que se fomente la lactancia y apoyados en la Liga de la Leche.

En la otra esquina están los contra-colecho, abogando que esto incrementa el riesgo del síndrome de muerte súbita infantil y apoyados en las guías de la Academia Americana de Pediatría, entre otras. Continuar leyendo

GUÍAS CLÍNICAS DE PEDIATRÍA

Continuando la entrada previa de Carlos, vamos a enlistar las guías de práctica clínica de interés pediátrico publicadas en el catálogo maestro del CENETEC:

ACTUALIZACIÓN DEL INSTRUMENTO AGREE

El instrumento AGREE sirve para evaluar el proceso del desarrollo de una guía de práctica clínica y la calidad de cómo su reporte. Se construyó tratando de reducir la variabilidad que existe en las guías clínicas y para mejorar su calidad. Nació en el 2003 y ha sido recién actualizado.

El nuevo AGREE II, al igual que la primera versión, califica las guías tomando en cuenta 6 partes relacionadas a su calidad:

  1. Alcance y objetivo de la guía.
  2. Participación de todo el personal involucrado.
  3. Rigor de su desarrollo.
  4. Claridad de presentación.
  5. Aplicabilidad.
  6. Independencia editorial. Continuar leyendo

NIVELES DE EVIDENCIA DE OXFORD, VERSIÓN 2

Desde que me inicié como evidenciólogo, cuando era residente a finales del milenio pasado, veía con confusión los niveles de evidencia que los gurus de aquellas épocas colocaban en sus charlas. Una tabla enorme y confusa de los niveles de la evidencia (que si 1a, 1b, etc) y las recomendaciones (A, B, C, D, E).

Pronto aparecieron en las guías clínicas y los creadores de guías las usaban a diestra y siniestra. A mí, en lo particular, me generaba estrés y tenía que volver a la tabla a cada rato a verificar qué significaba cada letra y cada número. Conforme me fui adentrando en la crítica de la literatura comprendí en algo su significado y objetivos.

Continuar leyendo

ERRORES EN LAS GUIAS CLINICAS

Es el turno de ver a una señora, paciente tuya, de 48 años de edad y que lleva 5 años con el diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2 (DM). Su presión arterial sistólica ronda los 130 mmHg, su colesterol LDL está en 110 mg/dL, no fuma, toma una copa de vino cada dos días.
Has leído una guía clínica que menciona que hay que tratar de forma agresiva o “intensa” a los pacientes para tener metas (targets) bien claras. ¡Sé agresivo! ¡Atrévete! Mantén la presión arterial a menos de 120 mmHg (la sistólica) aunque sea a base de dos o tres medicamentos, y mantén el colesterol LDL por debajo de 100 mg/dL a como dé lugar.
Sin embargo, algo te dice que exageras; que la terapia “intensa” dirigida a las metas antes descritas no encaja. ¿Podrán estar equivocados los autores de la guía?

Continuar leyendo