PRECISIÓN E IMPRECISIÓN

Mi paciente tiene diarrea y se me ofrece un medicamento que en promedio disminuirá 3 horas la diarrea comparado con NO administrarlo… ¿Lo prescribo?

No” – responde una voz.

Bueno” -vuelvo a pensar- “he mentido; disminuye la diarrea en promedio 6 horas…

“No” -responde otra vez la voz.

“Ok, volví a mentir, dura 12 horas menos…” -insisto

“mmhh… tal vez” -contesta al fin la voz.

¿Cuántas horas menos de diarrea son significativas? Y viendo otro escenario ¿cuántas horas o minutos de más, sería considerado como dañino?

Piense en ambos números y guárdelos para el final de este ejercicio.

Cuando evaluamos una revisión sistemática y vemos sus resultados, nos preguntan muchas veces las herramientas de evaluación (léase CASP, o cualquier otro) ¿qué tan precisos son los resultados?

Veamos un ejemplo reciente, con la revisión sistemática del uso de probióticos para la diarrea aguda en niños, y mencionado previamente en un post en este blog.

Ahora recuerde cuántas horas usted pensó que serían significativas en cuanto a la reducción de la diarrea. Supongamos que mi número es de 12 horas menos. Y yo también aprecio que 6 horas más de diarrea lo considero como algo ya dañino.

Esto lo dibujo en una T invertida como se aprecia en esta figura

En sus resultados, Allen y cols., mencionan que el uso de probióticos disminuyen los días de diarrea con una diferencia media de 24.76 horas (24 horas menos de diarrea). No suena mal, pero siempre es importante ver los intervalos de confianza 95% que nos dicen con ese nivel de certeza en dónde se halla el verdadero valor (la verdad); en sus resultados, apreciamos un IC95% de 16 a 33.6 horas menos de diarrea.

Ahora se involucran los IC95% para definir lo que es preciso y lo que es impreciso. Vea la siguiente figura y podrá apreciar las distintas posibilidades.

Es importante recalcar los estudios imprecisos (pintados en rojo, en la parte superior). Estos son aquellos que cruzan la “frontera” o líneas de tanto no significancia matemática (la nulidad, cero, o la parte vertical de la T), así como de una de las dos líneas que nosotros a priori decidimos como significantes clínicamente, ya sea de daño o de beneficio.

Los estudios precisos son aquellos que no cruzan dos líneas, pero pueden cruzar una o, de preferencia, ninguna. Por ejemplo, el estudio real de Allen y cols., no toca ninguna de estas líneas, y se va más allá de lo que nosotros como médicos catalogamos (a priori) como significativo clínicamente. El segundo ejemplo verde (significativo) de arriba hacia abajo en la figura está totalmente del lado derecho (de daño) y su IC95% cruza la línea de significancia de daño desde nuestro punto de vista. La última hacia abajo también está cruzando solo una línea, la de la nulidad en este caso. Se considera preciso ya que al menos no hace “daño” (con una confianza del 95%) aunque tampoco beneficio, pero su IC95% nos habla de que no se moverá mucho ese resultado.

Practique con este ejemplo de la vida real. ¿Cuántos días menos de hospitalización por bronquiolitis al usar solución salina hipertónica está usted dispuesto a apreciar como significativo?

Aquí la revisión sistemática…

Carlos A. Cuello García
Centro de Medicina Basada en Evidencia
Tecnológico de Monterrey
www.cmbe.net

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*