Noticias de remedios milagrosos ponen en peligro la vida

Noticias como ésta me desquician. Salió en La Jornada, en Vanguardia, y no sé en cuántos periódicos más.

OK, lo entiendo, esos titulares atraen lectores. Pero también ponen en peligro la vida de pacientes con cáncer. Pacientes, o padres de niños con cáncer. Pacientes que tienen un grave problema de salud, que harán hasta lo imposible por librarse de la enfermedad. Pacientes que por la frustración y el enojo pueden probar lo que sea.

No importa si se trata de un nuevo medicamento alópata, de un remedio casero, de una preparación homeopática, o de un ritual pagano… si se dice que “Luego de 15 años de rigurosos y exhaustivos experimentos, demostró que, en efecto, el veneno de ese alacrán utilizado al ciento por ciento tiene, fuera de toda duda, efectos analgésicos (alivia del dolor), efectos antitumorales (frena e inhibe el crecimiento de tumores cancerígenos), efectos antinflamatorios y atimetastásicos (corta la irrigación sanguínea del tumor y de esa manera impide la expansión y reproducción de las células cancerígenas fuera del órgano de origen)” y que “contribuye a mejorar hasta en 85 por ciento la calidad de vida de los afectados por la enfermedad”, yo quiero ver las pruebas.

¿Dónde están publicados esos experimentos realizados durante 15 años? Haciendo una búsqueda tan rápida como poner “Rhopalurus” en Pubmed o en Lilacs no se encuentra nada relacionado con el veneno de este alacrán y su efecto en pacientes con cáncer. La noticia menciona que los hallazgos de un estudio de 10 años fueron presentados en un congreso, pero ni ahí se encuentra nada, sólo el título.

Si no hay pruebas publicadas, disponibles, y si aún no se realiza ningún ensayo clínico (la noticia menciona que “la autorización para el ensayo clínico podría ocurrir el próximo año”), ¿cómo es que ya lo anuncian en un periódico con tiraje nacional?, ¿cómo puede ya estar en trámite su aprobación para ser vendido en México? y ¿cómo puede ser que ya se pueda ir a comprarlo por $250 dólares?.

Y no, las anécdotas no cuentan. Al igual de las anécdotas de recuperaciones milagrosas existen historias de pacientes que renuncian a los tratamientos científicamente comprobados para luego regresar con una enfermedad en estadios más avanzados.

Si los investigadores vieron un efecto real, en cultivos de células de cáncer de cérvix, como lo sugieren, es un hallazgo que tendría un impacto increíble a nivel mundial. Sería digno de publicarse en Science o en Nature. Y si existieran ensayos clínicos y se demostrara su eficacia en humanos, no en cultivos, ¡qué maravilla! Pero nada de eso ha sucedido.

Los medios de comunicación tienen un impacto en la salud de la población que tal vez sea difícil de medir. Si la manera como redactan las noticias no va a cambiar, está en nosotros hacer una lectura crítica y educar.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

4 respuestas en “Noticias de remedios milagrosos ponen en peligro la vida

  1. Miguel Espinoza Carrillo

    Excelente reflexión, siendo esta una de las causas por la que verdaderamente no se puede realizar una Medicina de EXCELENTE Nivel en nuestro País, imagínate que los “EXPERTOS” del Congreso donde presentaron este supuesto “Ensayo” que van a saber de cuestiones médicas, si en los problemas cotidianos no saben, ni conocen, ni se animan a corregir la miríada de problemas por las que atraviesa nuestro País.

    Otras causas serían la idiosincracia de los padres o los mismos pacientes, la ausencia de reglas y obligaciones para que hagamos una Buena Práctica Clínicas.

    En fin, uno puede continuar luchando en su campo para construir un México diferente, pero hay que ir tumbando barreras, no brincandolas para que pueda suceder estos.

    SALUDOS
    DR. GPE. MIGUEL ESPINOZA CARRILLO

  2. Dra. Mirna Rios

    Completamente de acuerdo contigo. recordé aquella vez que un muchacho como de 23-25años me busco en el hospital d la mujer para ofrecerle que vendiera u ofreciera productos de ese tipo a mis pacientes, me causo indignación y vergüenza que hiciera eso y todavía me dijera que estaba dispuesto a esperarme todo el tiempo hasta que me desocupara pero el me iba a convencer de usarlos. Esto se vive diariamente en la practica d oncohematologia tanto en niños como adultos, lastima que los niños no pueden decidir y los adultos toman decisiones por ellos.

  3. Dr. Rafael García

    Es tremendo. Allí se refleja más de un problema que aqueja a nuestro México: Una falta total de ética en el vendedor del “remedio”, un desinterés (o quizás falta de capacidad) del periódico en verificar el publirreportaje, y la confianza que inspira en una persona sin un bagaje sólido de conocimiento científico el anuncio de un producto en una publicación “seria”. Esta situación nos obliga a todos los médicos a ser también educadores de nuestros pacientes. Por cierto, me habría gustado saber qué hicieron las “autoridades” sanitarias al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*