Teoría de la relatividad de los riesgos

Dos de las entradas más taquilleras de este blog fueron sobre la Coca Cola (1, 2). Ambas discutían la asociación entre esta bebida y la obesidad (nótese que uso asociación, y no causalidad). Tuvimos muchas visitas y muchos comentarios criticándonos por hablar mal de tal soda. Hoy iba a echarle leña al fuego y titular esta entrada como “Cáncer Embotellado” sólo para ver los comentarios de los trolls cibernéticos. Pero mejor lo cambié para no desviarme del mensaje.

El mensaje de hoy es sencillo: la percepción de los riesgos es relativa.

Veamos la noticia de que se encontró un carcinógeno llamado 4-metilimidazol (4-MI) en los refrescos de cola, tanto los de dieta como los regulares. Dicho químico ayuda a darle el color característico a la Coca Cola y a la Pepsi.  La FDA permite cierta cantidad de contaminantes en los alimentos, siempre y cuando se relacionen a un riesgo de por vida menor a 1 cáncer en 1,000,000 personas. La cantidad que se encontró sobrepasa por mucho lo permitido por esta agencia. Veamos las cantidades:

  • 12 onzas de Coca Cola = 142 mcg de 4-MI
  • 12 onzas de Pepsi = 145 mcg de 4-MI

Otro refresco con un color similar (Dr. Pepper), tiene sólo 10 mcg de 4-MI por cada 12 onzas. Y aún así está por arriba de lo permitido por la FDA ya que esa cantidad, en teoría, podría causar hasta 7 casos de cáncer en 1,000,000 de personas.

Ahora, ¿es mucho ese riesgo? Pues como dirían los Huevocartoon cubanos: “Depende”. Y por eso es relativo. Depende de quién esté recibiendo la información. Una persona joven con un apasionado gusto por estas bebidas podría decir que 7 en 1,000,000 es poco. Una persona mayor, con antecedente familiar de cáncer, podría decir que es demasiado el riesgo.

Nuestra labor como médicos sería poner en la balanza los riesgos y los beneficios, tanto en este ejemplo como con cualquier recomendación, medicamento, o intervención terapéutica. En este caso, el único beneficio es que estas bebidas “saben bien”.

Y bueno, antes de que los trolls ataquen… tomé esta noticia sólo para ejemplificar. Tanto Coca Cola como PepsiCo ya anunciaron que cambiarán su receta.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*