Si hubiera pruebas, no sería alternativo ni complementario

Por definición, la medicina alternativa/complementaria abarca tratamientos o disciplinas en salud que no se consideran parte del cuidado médico prevaleciente y ortodoxo, e incluyen aquellas terapias que pueden darse de manera complementaria al tratamiento convencional, o que pueden sustituirlo. Es una definición curiosa, y que habla mucho de porqué se consideran alternativas o complementarias. Si existieran pruebas de que funcionan, verdaderas pruebas científicas y no anécdotas ni teorías pseudocientíficas que las avalaran, entonces dejarían de ser “alternativas” o “complementarias” y pasarían al cuidado de todos los pacientes. 

Les comparto una sinopsis del tema: Evidencias en Pediatría.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

 

 

 

 

 

 

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*