REHIDRATACION SUBCUTANEA

¿Se acuerdan cuando los niños eran canalizados en la cabeza? Quedaban como marcianitos con antenitas los pobres. Pero poniendo a un lado la estética, me imagino que se hacía por conveniencia: venas superficiales, de fácil acceso, y que una vez puesta la venoclisis, deja las manos libres al niño.

Hace poco se reportó otra manera que pudiera parecer extraña de canalizar a los niños. Tal vez canalizar no es la mejor palabra para describirlo, pero se trata de poner una vía subcutánea para rehidratar a pacientes seleccionados. ¿Cómo es posible eso? Aplicando hialuronidasa antes para que el tejido subcutáneo permita la infusión de líquidos.

Es un estudio pequeño, piloto, que no tiene el mejor diseño para evaluar la eficacia o los efectos adversos, pero da pauta a futuros estudios. La vía subcutánea es de muy fácil acceso y requiere de poco entrenamiento, lo cual facilitaría el tratamiento en niños que necesitan rehidratarse. Por otro lado, tal vez no sirva si se requiere administrar medicamentos u otras soluciones.

Vamos a ver qué pasa.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*