PLACEBOS QUE NO SON PLACEBOS AUNQUE PARECEN PLACEBOS

Ya hemos tocado el tema del placebo varias veces. Se sabe que si se le da a alguien una pastilla inerte, pudiera tener algún efecto en su salud. Y que para comprobar si un medicamento funciona, lo mejor es hacer un ensayo clínico aleatorio comparándolo contra un placebo. Pero, ¿y si los “placebos” utilizados en los estudios no son inertes? ¿Qué pasaría si tuvieran algún compuesto activo? Definitivamente podrían modificar los resultados.

Por eso es interesante el análisis que hacen Golomb y cols. En la mayoría de los estudios que se publican no se describe qué contienen los placebos. Tal vez lo vemos como algo obvio, si es un placebo entonces es inerte. Pero los placebos se fabrican y podrían tener algún compuesto activo.

Ya me estoy imaginando un componente más del CONSORT, el reporte de la formulación del placebo.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Una respuesta en “PLACEBOS QUE NO SON PLACEBOS AUNQUE PARECEN PLACEBOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*