El coloquio Cochrane, un congreso diferente

cochrane quilt

Del 19 al 23 de septiembre se realizó el 21o. Coloquio de la Colaboración Cochrane en la ciudad de Quebec, Canadá.  Es la primera vez que tengo la fortuna de asistir al coloquio y vaya que superó mis expectativas. 1100 personas de todo el mundo con interés de mejorar la calidad de la atención sanitaria. He aquí algunas enseñanzas y reflexiones. Espero no me regañen los evidenciólogos por no tener las referencias de los apuntes que hice allá. 

Sobre la Colaboración Cochrane (CC)

El impacto de la CC se observa en múltiples organismos a nivel mundial. El 73% de las guías clínicas de NICE citan revisiones Cochrane. La OMS trabaja con la CC de manera estrecha para analizar y priorizar la lista de medicamentos esenciales.

También en educación se palpa este impacto. Se mencionó una iniciativa muy interesante llamada BEME. En pocas palabras, es la “Colaboración Cochrane de la educación médica”.

Fue común la mención de que la CC no agrada a muchos clínicos. Algunos la consideran muy académica y alejada de la realidad. Otros se sienten agredidos cuando aparecen revisiones que contradicen sus prácticas. Mi impresión es que sí existe un distanciamiento. En una sesión, en una sala con unos 100 asistentes, el ponente preguntó cuántos clínicos había. Sólo unas 10 personas levantamos la mano. Claro, puede haber mucho sesgo en esta “encuesta” porque se trataba de una conferencia de métodos.

En varias ocasiones se retó a la CC. La retaron a que siga tumbando paradigmas. A que sus revisiones sean de acceso gratuito para todo el mundo. A que genere más rápidamente las revisiones y se mantengan actualizadas. A que no sólo elabore revisiones sino que se busque maneras de cambiar actitudes y comportamientos sociales para que la evidencia llegue al paciente,

Para cada reto se planteaban propósitos y proyectos. Por ejemplo, un tópico candente fueron las revisiones rápidas (rapid reviews). Para esto se está creando Cochrane Response.

Iain Chalmers mostró los orígenes de la CC y de la biblioteca Cochrane.

También hizo mención de TTi – Cómo se prueban los tratamientos, como un esfuerzo por diseminar el conocimiento acerca de los ensayos clínicos y las revisiones sistemáticas, y de Epistemonikos como un recurso para identificar estos estudios y así no hacer investigación innecesaria.

En el aspecto tecnológico, el futuro es brillante. Se mostraron muchos proyectos que sacan provecho a las nuevas tecnologías de información para todos las actividades de la colaboración, desde el desarrollo temprano de revisiones, hasta la creación de tablas interactivas de sumarios de los resultados que puedan personalizarse según el usuario (paciente, médico o gestor).

Otra tecnología en mente: un IFTTT (if this then that) en el que cada vez que se actualice una revisión de mi interés me envíen por email las conclusiones.

Sobre MBE en pediatría

En la reunión anual del Cochrane Child Health Field me llamó la atención una sección de su revista Evidence-Based Child Health titulada Eco-Paediatrics. El “Eco” es de “ecología” y lo que tratan de hacer es reducir los desperdicios en la atención clínica de los niños, un tratamiento a la vez. Aunque es una revista de paga, muchos de los artículos de esta sección son gratuitos. En el número más reciente analizan la ineficacia de los antibióticos en el resfriado común.

Otro tema de pediatría, el tratamiento de la otitis media con antibióticos, se tocó cuando mostraron un video sobre toma de decisiones compartida.

Sobre los congresos en general

La estructura del congreso fue muy distinta a todos los que había acudido. Todos los días había una plenaria con 3 o 4 ponentes. De ahí, la audiencia se repartía en los múltiples talleres (hubo más de 40) o se iba a los salones a escuchar las presentaciones orales de trabajos de investigación. En la tarde había talleres, presentaciones orales o pósters, o reuniones de trabajo (que podían ser abiertas o cerradas) de los diferentes grupos, centros, ámbitos, etc. 

Pensando en un congreso de pediatría, ¿por qué no puede ser así? Una plenaria diaria con temas pediátricos, y el resto del tiempo talleres, presentaciones de las actividades clínicas o programas de diferentes hospitales o consultorios, y presentaciones orales de investigación en pediatría. Yo creo que sería más productivo que la clásica clase de revisión de un tema.

Algo que resaltó también fue que todos los ponentes mostraban en su segunda diapositiva su declaración de conflictos de interés. No vi ninguno que tuviera algún patrocinio de compañías farmacéuticas o que tuviera algún conflicto de esta índole. Es una de las razones por las que la CC es respetada.

Este evento es la mayor prueba que sí se puede tener congresos tan magnos como éste aún sin apoyo de la industria. Aquí los patrocinadores fueron universidades, bibliotecas virtuales, agencias de turismo, fundaciones y la misma CC.

Finalmente, entre sesiones y talleres, en los coffee breaks, era el momento para conocer al resto del mundo, literalmente. El “networking” es una parte esencial del coloquio, lo cual me lleva al siguiente punto.

Sobre el aspecto social

Lo social no se podía quedar atrás. Los coffee breaks siempre estaban surtidos y populados. El menú del lunch variaba según el día (un día hubo platillos italianos, otro día comida china…). La cena de gala tuvo un show estilo Cirque du Soleil, pero con tema médico. El primer acto fue un supuesto paciente con paraplejia que hizo acrobacias y balanceos arriba de su silla de ruedas. El segundo fue una paciente mental en una camisa de fuerza que hizo contorsionismo arriba de una camilla de hospital. La tercer paciente tenía una enfermedad respiratoria y la elevaron con unas cadenas para hacer trucos en el aire.

Y uno de los hits del evento fue el flashmob interpretado por la Red Cochrane Iberoamericana. Este tweet describe a la perfección la sorpresa y el humor:

Aquí están otras reacciones:

Incluso aparece en uno de los videos del 20o. aniversario de la Colaboración Cochrane:

Inolvidable.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

 

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

2 respuestas en “El coloquio Cochrane, un congreso diferente