DAR O NO DAR OXIGENO EN INFARTOS

Vaya que la revisión sistemática publicada por Cabello, Burls, Emparanza y compañía, provocará mucho ruido.

Si te infartas, es porque tienes una arteria tapada y no le está llegando oxígeno a tu corazón. Entonces, hay que dar oxígeno como uno de los tratamiento iniciales, para que aumente la cantidad en tu sangre y tengas mejores posibilidades de vivir. Eso lo aprendimos todos en la escuela de medicina. Y suena muy lógico, ¿no?

Pero, ¿qué pasaría si esta lógica falla?

La revisión incluye 3 ensayos clínicos, con un total de 387 pacientes, donde hubo 14 muertes, y estos son los resultados:

  • RR (razón de riesgo o riesgo relativo) combinado, para muertes: 2.88 (IC95% 0.88 a 9.39)
  • RR para muertes, en pacientes con infarto de miocardio confirmado: 3.03 (IC95% 0.93 a 9.83)

¿Qué? ¡Eso me está diciendo que, aparentemente, dar oxígeno te aumentaría la probabilidad de morir casi 3 veces!

Digo aparentemente porque el número de muertes en la revisión es pequeño, y la precisión de los resultados es pobre (leer aquí para entender los intervalos de confianza). Y por lo mismo, los autores concluyen que URGE un ensayo clínico aleatorio que disipe esta gran duda.

Éste es un ejemplo más de tratamientos que suenan muy lógicos, muy razonados, pero que en la práctica tal vez no tengan los resultados que esperamos. O peor aún, que pudieran ser dañinos. Habrá que esperar el resultado del sugerido ensayo, y si se demuestra daño al dar oxígeno, aceptarlo y cambiar nuestra práctica. No será la primera vez que el oxígeno es encontrado culpable de resultados nocivos (ej. retinopatía del prematuro).

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

Una respuesta en “DAR O NO DAR OXIGENO EN INFARTOS

  1. Aitor - Somos Medicina

    Eso mismo estaba pensando yo mientras lo leía, el IC comprende el valor nulo (o sea, el 1) por lo tanto no hay evidencia clara de nada. Tan sólo podríamos decir que los datos apuntan en la dirección de que el Oxígeno puede ser perjudicial -no decir nada, pero con palabras bonitas-.

    Desde luego son unos resultados lo bastante preocupantes como para plantearse un ensayo clínico, sobre todo por la gravedad de la situación a la que se refieren. Veremos a ver en qué acaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*