VALOR P, P DE PULPO

La estrella del pasado Mundial de futbol fue sin duda el pulpo Paul. Yo ya sabía que estos invertebrados son inteligentes, pero no sabía que contaban con poderes psíquicos. Así que vamos analizando la clarividencia de Paul con el valor P.

En Wikipedia, a través de Wolfram Alpha, nos podemos encontrar el valor P correspondiente a atinarle al resultado de 8 partidos de futbol en el Mundial. El pulpo Paul hizo sus predicciones en los 7 partidos de Alemania y en la final. En todas acertó, y así tenemos un valor P de 0.004.

Si recordamos lo que hemos platicado antes (1, 2), eso significa que es muy poco probable que los resultados de dichas predicciones se deban únicamente al azar. ¿Qué tanto? Existe un 0.4% de probabilidad de que así sea, un número muy pequeño. Entonces, si no se debe al azar, ¿quiere decir que el pulpo verdaderamente es el Nostradamus moderno? O si el dueño lo entrenó para que entrara a tal o cual caja, ¿entonces él es el psíquico?

Ahora pongámonos a pensar en artículos de tratamiento. A muchos nos enseñaron que si en un estudio veíamos una P menor a 0.05, eso significaba que el medicamento sí servía, porque era “estadísticamente significativo”. El punto de corte de la P en < 0.05 es arbitrario, y no nos dice si un tratamiento sirve. La P pequeña dice que es poco probable que las diferencias observadas entre los grupos (tratado -vs- no tratado) se deban al azar. Y lo que normalmente hacemos es asumir que si no se debe al azar, entonces se debe al efecto del medicamento.

Veamos:

  • Los resultados de las predicciones del pulpo tienen una P = 0.004. Si es poco probable que los resultados se deban al azar, entonces el pulpo es psíquico.
  • En un estudio, la disminución en las complicaciones de X enfermedad tratada con X tratamiento tiene una P = 0.01. Si es poco probable que los resultados se deban al azar, entonces el tratamiento sí funciona.

No cuadra, ¿verdad?

En el caso del pulpo, aún existe la posibilidad de que sus resultados sean pura “chiripa”, y que realmente no sea un profeta. Lo mismo es cierto para el estudio, existe la posibilidad de que el tratamiento no sea la verdadera causa de la disminución en las complicaciones.

La realidad es que en medicina siempre tendremos incertidumbre. La estadística nos sirve para darnos un poco de luz y hay que saber interpretarla.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati