DIALOGANDO ENTRE CREENCIAS Y EVIDENCIAS

“Doctor, mi cuñada me dijo que lo llevara a terapia craneosacral

Estimados colegas, ¿qué hacen cuando alguien les pregunta su opinión acerca de tal o cual terapia alternativa? En lo personal, se me hace difícil responderle esa pregunta a mis pacientes. Pero más difícil es cuando me hace la pregunta alguien conocido o algún pariente que ni siquiera está a mi cargo: “¿Y qué opinas de la reflexología?, porque a mí me ha funcionado de maravilla”.

En todos los casos, creo que lo primero sería buscar la evidencia, las pruebas científicas de que estos tratamientos funcionan. Es obvio que en la mayoría de las veces no encontraremos estudios o, si los encontramos, tendrán muchos peros metodológicos. Pero eso no debe detenernos. De vez en cuando nos pudiéramos llevar sorpresas, como aquel ensayo sobre los magnetos para la migraña.

Suponiendo que nos preguntan sobre X terapia alternativa y nosotros ya hemos hecho la búsqueda y encontramos sólo anécdotas, sin ninguna evidencia científica. Es un reto monumental explicar desde el inicio cómo es que podemos asegurar que un tratamiento sirve o no: desde el poder de la mente y los placebos, hasta la manipulación de los datos estadísticos, pasando por los diferentes diseños de estudios para responder distintas preguntas, los intereses económicos y la incapacidad de cambiar nuestra opinión aún cuando tenemos la evidencia frente a nosotros. Si esto es difícil de entender para el personal de la salud, más lo es para personas muy mágicas o espirituales. Pero curiosamente, también me he topado con personas sin conocimientos médicos, abiertas y escépticas, a las que es más fácil explicar todo esto.

¿Entonces? Vamos a ver:

Si la pregunta la hace un paciente ya conocido, con una relación médico-paciente ya establecida. Tal vez aquí valga la pena tomarse todo el tiempo que sea posible tratando de explicar todo lo arriba mencionado y estar muy abierto al diálogo.

Si la pregunta la hace un conocido, no paciente, en un pasillo o una reunión social, ¿cómo hacer para no quedar como el “médico cerrado que no cree en cosas que no entiende”? Más difícil: que haga la pregunta frente a varias personas, conocidas y no conocidas.

Poco a poco estoy entendiendo cómo abordar este tipo de temas en diferentes circunstancias, pero me encantaría saber la opinión de todos ustedes.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa

Comparte esta entrada: Share this post with the world.
  • Twitter
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Digg
  • Google
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Technorati

10 respuestas en “DIALOGANDO ENTRE CREENCIAS Y EVIDENCIAS

  1. Mauro De La O

    Estimado Giordano: Recién termine de desayunar con 5 colegas médicos (1 pediatra, 1 ginecologo, 1 ortopedista y una laboratoriasta clínica) y en la charla comente Apendicitis. Antibióticos vs Apendicectomía, su respuesta fue BLASFEMIA, esto es comparando que no solo terapias alternativas es díficil de explicar, sino que también las terapias convencionales y más cuando se trata de algo que llevas muchos años. Pienso que lo dificil es abrir el pensamiento a que puede haber algo más, pero que se tiene que demostrar con evidencia para tomarlo en cuenta.

    Saludos

    Mauro

  2. Salvador

    Generalmente uno debe de entrar en estas discusiones con la mente abierta a ceder en algunos puntos.
    Y tener en cuenta que siempre hay puntos que permiten establecer que, sobre los elementos que actualmente utilizamos para justificar la validez de una estrategia terapeutica, al aplicar los criterios de rigor cientifico a la medicina alternativa, podemos establecer que no hay uniformidad en sus criterios de aplicacion, no hay homogenidad en su formulacion (ejemplo: el homeopata de Chiapas, no utiliza la misma formulacion que el homeopata de Coyoacan, o el de Cd Juarez), el desconocimiento de los mecanismos de accion de las terapeuticas lo que en un contexto cientifico no permite sustentar que el efecto terapeutico es por la estrategia utilizada.
    Ahora bien siempre queda la elegante salida de justificar como decia un maestro mio: los exitos y los fracasos no se discuten y si funciono es un exito y no hay nada que discutir ni alegar!!
    Finalmente el nivel de entendimiento en salud de la poblacion independientemente de su nivel educativo se encuentra influenciado por creencias y mitos y eso es dificil de superar facilmente

  3. DR JOSE MANUEL AVENDAÑO

    CAMBIAR PARADIGMAS ES SUMAMENTE COMPLICADO..MUCHOS MECANISMOS MENTALES NOS LO IMPIDEN..SIN EMBARGO ME HE DADO CUENTA EN MI POCA EXPERIENCIA CLINICA..QUE JAMAS QUEDARA CONFORME ALGUIEN A QUIEN ALGUNA TERAPIA “ALTERNATIVA”LO AUXILIO..LO QUE LES DIGO SIEMPRE ES QUE “NO HAY EVIDENCIA CIENTIFICA O LA QUE HAY NO ES CONVINCENTE..PERO QUE BUENO QUE LOS AYUDO A SUPERAR (TAL O CUAL MAL..)..Y LES ACLARO SI FUERA UN FAMILIAR O MI HIJO NO SEGUIRIA LA MISMA LINEA DE ACCION..PERO RESPETO TU DECISON”..PODEMOS “CREER” EN LOS OVNIS O EN EL CHUPACABRAS..PERO LE TENEMOS “FE” A LO QUE HACEMOS..SALUDOS

  4. Víctor Pérez Pico

    Parafraseando a Giordano Bruno que decía: “los magos pueden lograr más por medio de la fe que los médicos por la verdad”, en pleno siglo XXI vivimos la misma historia. El paciente se siente mejor cuando el tratamiento es cómodo, novedoso y barato, aunque al cabo de cierto tiempo retorne a sus males. El poder de la mente y los placebos intentan prevalecer por encima de las evidencias; pero si se quiere practicar la medicina con ética y profesionalismo precisa recurrir a la evidencia demostrada y reproducible. Felicidades por tu página….

  5. Alejandro Llausás Vargas

    Cuando se ha trabajado muchos años en la Medicina y se ha vivido su evolución, siempre deseamos y buscamos la evidencia hasta donde nos es posible, tratamos de comprender y entender las bases Bioquímicas, Genéticas, etc. sus paradigmas, que nos explican como nuestro organismo mantiene ese equilibrio ante el medio ambiente externo e interno. Pero existe en nosotros mismos y en nuestros pacientes algo que siempre ha existido y persistirá: el pensamiento o sentimiento mágico innato (??) que no es posible combatir. Pienso que una manera de llegar a nuestros pacientes es con un término que me ha llamado la atención, quizás para no entrar en controversia y el no tener el tiempo suficiente para convencer, es el de Medicina Complementaria y pienso que en algunas ocasiones me ha dado resultado. Un saludo. Alejandro Llausás V.

  6. kaizen_all

    No soy medico por lo tanto mi opinión tampoco es muy importante y mi experiencia menos. De todas formas mi opinión sobre el tema es la siguiente. No creo en NADA que lleve la palabra alternativa. No sé si es por cuestión de rebeldía ya que en mi familia hay algunos curanderos de estos (De hecho me hace gracia porque uno de ellos utiliza eso de la terapia craniosacral). Al ser el “raro” a nivel familiar me ha hecho pensar bastante en el tema. Al final mi razonamiento es que la medicina tiene bastante de subjetivo. Solo falta ver como un médico te dice una cosa y el otro otra, … uno te asigna una pauta de acción y el otro otra. Uno te dice que si el otro que no. Uno te propone de vacunar el niño con la vacuna del rotaviros el otro no. Uno te aconseja la vacuna de la varicela el otro no, y un largo largo etcétera. Ante esta diversidad el usuario (el paciente) se siente muy confuso. Y por lo tanto ante tal confusión que diferencia hay entre el profesional (de salud) A el B y el curandero C? poca diferencia.

    Ante tal confusión necesitamos algo a que aferrarnos: la biblia, el coran, …las hierbas, o la evidencia científica. Yo he optado por la evidencia científica. Nadie tiene la respuesta al 100%. Hace un tiempo una compañera vuestra me dijo que era como comparar los cristianos y los protestantes. En aquel momento no me gustó la respuesta. Pensé que la respuesta debería ser: los curanderos no tienen razón por esto esto y esto. Ahora veo que esto es complicado y por lo tanto le doy parte de razón. Hay una parte de fe. Mi fe está en creer en la evidencia científica. Por ahora sólo lo puedo explicar de esta manera.

    ES CUESTIÓN DE FE.

  7. Mª Amparo Sanchis

    La medicina tradicional china (MTC) suele denominarse medicina alternativa o complementaria.

    Se utiliza desde hace miles de años para mantener la salud, así como para prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales.
    En la actualidad está siendo adoptada por poblaciones (distintas de su cultura de origen) debido a la demanda creciente.

    La OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce y promueve la integración de la MTC como una disciplina más a tener en cuenta, aunque la evidencia cientifica respecto a su seguridad y eficacia sea todavía limitada.

    http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs134/en/index.html

    Con frecuencia pacientes y terapeutas de medicina china nos encontramos con actitudes de rechazo y escepticismo por parte de muchos profesionales médicos. Esto despierta mi curiosidad:

    ¿No es una paradoja que la OMS reconozca y promueva la práctica de la MTC y buena parte del colectivo médico no?

    Por otra parte, PUBMED tiene en su haber muchas publicaciones sobre acupuntura. Son revistas científicas de prestigio a las que muchas veces solamente existe acceso a través de la Universidad. (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/pubmed?Db=pubmed&term=acupuncture treatment)

    ¿Dispone el profesional de salud de tanto tiempo e interés para investigar una disciplina tan compleja como la suya? ¿Quizás, más…?

    Oriente ha empezado a despertar. El ignorante y el escéptico no debe olvidar que la MTC ha sido importada a Occidente desde hace relativamente poco y muchos de sus investigaciones no están traducidas. Por lo que su acceso también es limitado.

    Debemos entre todos garantizar que la MTC forme parte del cuidado de la salud de una forma seria y responsable.

  8. Giordano

    @Mª Amparo Sanchis

    Ma. Amparo,
    en mi humilde opinión, no podemos garantizar que la MTC forme parte del cuidado de la salud mientras no haya evidencia clara de sus beneficios. La OMS es clara en que apoyaría que se incorporara, siempre y cuando se asegure su calidad, eficacia y seguridad, lo cual aún está distante.

    En los resultados de la búsqueda de PUBMED que mencionas aparecen varias revisiones sistemáticas:
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19174438
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17636800
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11869671
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15846753
    En casi todas las revisiones, la conclusión es la misma: una evidencia pobre de que pudiera servir, que tal vez no es clínicamente significativa, que proviene de estudios pequeños y que pudiera estar muy sesgada.
    Es importante señalar que las revisiones Cochrane realizan sus búsquedas sin importar el idioma. Si encuentran estudios en chino, se traducen y se incorporan a la revisión.

    Muchas gracias por tu comentario. Y tenlo por seguro que en el momento de que una revisión sistemática, ensayo clínico o algún otro tipo de estudio que demuestre la eficacia de esto, lo mencionaremos en este blog.

    Gracias por la visita.

  9. Mª Amparo Sanchis

    Muchas gracias Giordano.

    Estoy de acuerdo totalmente. Además, no creo en panaceas (nadie es más escéptico que yo).

    El proceso para garantizar la calidad, la eficacia y la seguridad de la MTC va a ser muy, muy largo, y sobretodo, complicado. No estoy muy segura de que llegado el caso, se haga bien.

    Muchos médicos (hablo como paciente) tienen serios prejuicios a la hora de preguntarles sobre “acupuntura” – reaccionan con sarcasmo, arrogancia y prepotencia. Es francamente muy desagradable.

    Nunca me enfrento, sería absurdo, pero lejos de parecerme ese médico alguien “cerrado” creo estar hablando con una persona que está muy insatisfecha con su trayectoria profesional. Alguien con un elevadísimo autoconcepto y una muy baja autoestima.

    Cuando un paciente pregunta a su médico sobre un tema determinado, en primer lugar, quiere decir que confía en ese profesional (eso es positivo), y en segundo lugar, es muy posible que sienta inseguridad por la eficacia del tratamiento que le está proporcionando. Nadie tenemos baritas mágicas.

    Cuántas veces he oído decir: “… yo no lo llevaría si fuera mi hijo…” y luego, la NECESIDAD es un imperativo. Discúlpenme, pero…, es que suena a chiste…, “si fuera su hijo, yo tampoco…” Es muy duro tener a alguien muy querido enfermo, y a muchos (lo he llegado a constatar) les basta con conseguir alguna calidad de vida.

    El mayor riesgo es que la medicina alternativa empieza muchas veces –no siempre- donde ha fracasado la alopática. Además, las terapias alternativas son un cajón de sastre donde está metido lo mágico y lo que puedo no serlo.

    La MTC (acupuntura, fitoterapia, dietorapia, etc), aunque no se la pueda considerar científica, tiene una puerta abierta… El tiempo dirá… No obstante, tiene riesgos, que nadie crea lo contrario. Es una disciplina realmente difícil de aprender y de dominar. No es sensato ponerse en manos de terapeutas que tengan como mínimo 4-5 años de formación.

    Muchas gracias, de nuevo

  10. Mª Amparo Sanchis

    Estimado Giordano:

    Humildemente discrepo de su interpretación respecto a la posición de la OMS sobre medicina tradional (oriental).

    En el apartado de seguridad, eficacia, etc. Reconoce que algunos tratamientos con acupuntura, plantas medicinales, etc. son eficaces en determinadas codiciones; Dice además, que la evidencia científica es LIMITADA (limitada no quiere decir nula) y que los métodos de investigación para evaluar los tratamientos con medicina tradicional son muy complicados.

    Entiendo y apoyo que no pueda aceptar la integración de la medicina oriental. Pero…, sínceramente, no creo que esté todo traducido, ni que hayan mecenas dispuestos a investigar en algo todavía incierto.

    Las respuesta de la OMS es de colaboración para que la medicina tradicional sea integrada de acuerdo a unas condiciones claras y que van más allá de la evidencia científica.

    Ese es un reconocimiento que no he podido encontrar en otras terapias alternativas.

    Muchas gracias, de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*