Archivado con la Etiqueta: variabilidad

4 TRATAMIENTOS, MISMO PACIENTE

Un niño de 2 años de edad, comenzó hace un par de días con rinorrea, algo de tos productiva y desde ayer, fiebre de 38ºC. Ha disminuido su apetito pero sigue comiendo y tolera bien líquidos. Durmió bien anoche. No tiene antecedentes de importancia, a excepción de acudir a guardería desde hace 9 meses. A la exploración física tiene buena apariencia, llora sólo en el momento de su chequeo, y presenta rinorrea blanquecina, una faringe con eritema, sin exudados, tímpanos no abombados, y su tórax normal.

Imaginemos que 4 niños exactamente iguales a éste acuden a 4 médicos distintos:

Médico 1. Tratamiento: amoxicilina, antipirético y mucolítico.

Médico 2. Tratamiento: lavados nasales por razón necesaria, antipirético.

Médico 3. Tratamiento: antihistamínico/descongestivo, antitusivo, nebulizaciones con solución fisiológica, antipirético.

Médico 4. Tratamiento: homeopatía.

A la semana de haberlos visto, los médicos les hablan por teléfono a sus pacientes y las mamás contentas les dicen que sus hijos ya están muy bien y que se aliviaron muy rápido con el tratamiento que les dieron.

¿Cuál médico dio el mejor tratamiento?

Es posible, y muy probable, que los niños simplemente cursaron la historia natural de la enfermedad. Entonces, ¿todos están mal? O tal vez, todos están bien, porque en el momento de la consulta las mamás salieron convencidas de que los niños se iban a aliviar, y tranquilas porque sentían que sus hijos estaban en buenas manos.

La variabilidad en medicina siempre existirá. Todos somos diferentes. Por otro lado, la variabilidad que no se explica simplemente por los valores de los pacientes, por el azar, o por los recursos, tal vez pueda disminuirse si hacemos caso a la mejor evidencia.

Giordano Pérez Gaxiola
Departamento de Medicina Basada en la Evidencia
Hospital Pediátrico de Sinaloa